Hoy mail lleno de amor.

Aquí iría un icono con corazones que se mueven.

Pero no lo tengo así que te cuento:

El lunes por logísticas varias familiares decidimos que mi hijo mayor viniera a casa solo.

Por primera vez.

Cosa que hoy en día parece ciencia ficción si no vives en un pueblo.

Nosotros vivimos en Madrid, no en el centro pero cerca.

Y no es normal ver niños solos por la calle.

Tristemente es así.

Gael tiene 10 años y ya va asumiendo ciertas responsabilidades.

Cosa necesaria en esta edad.

De los 8 a los 13 es el tiempo de descuento, ahí tenemos que sembrar para que vayan siendo responsables con sus tareas, relaciones, tiempos, dinero…

Si no, vendrá la adolescencia y será aún más complicado.

Bien.

El caso es que yo estaba en casa esperándole.

Sale a las 16.00 de clase y yo ya estaba nervioso.

(tarda 12 minutos)

16.05 y no llega.

16.10 y yo pendiente del telefonillo.

Nada.

A los minutos llama y todo en orden.

Yo contento.

Sube.

  • ¿Qué tal Gael?

– Bien, un poco raro.

  • ¿Y eso?
  • La gente me miraba por la calle.

Seguimos hablando un rato de cruzar, porqué le miraba la gente, el cole y demás.

Mientras hablaba sentí orgullo y esa ilusión que tienes cuando andan por primera vez, cuando monten en bici por primera vez…

Y entonces, me vino un flash del pasado.

Estaba tumbado en el suelo con él, tenía 5 meses, apenas hacía sonidos y jugaba en su alfombra mientras movía sus cogiendo cosas manos.

Me acercaba a él y nos hacíamos un selfie juntos.

Un selfie que él no recuerda pero que yo tengo guardado en la retina.

10 años han pasado entre aquel selfie y venir a casa solo.

10 años.

Nostalgia, amor, orgullo.

Crece, se hace mayor y es lo que toca.

Aquí va el consejo:

Disfruta de tus hijos que el tiempo vuela.

Ayer estaba con él jugando en su alfombra y hoy viene solo a casa.

Así, sin darme cuenta.

Por favor,

Disfruta, disfruta, disfruta de tus hijos.

Este fue el motivo de que escribiera un libro.

Quería enseñar a las familias cómo montárselo para disfrutar con sus hijos.

¿Cuál?

Este:

Educar sin GPS: una visión global para que disfrutes por el camino.

Para otra cosa no es.

Es para disfrutar.

Educar sin GPS

Bueno,

Un abrazo grande grande,

Ares

Pd. A disfrutar.

Padre de familia numerosa y experto en crianza, educación y organización familiar. Es autor de Educar sin GPS, una visión global de la crianza para que disfrutes por el camino de la editorial Planeta.

¿Qué te parece? Te leo

Your email address will not be published. Required fields are marked

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

Descubre el consejo de un padre primerizo que te enseña como mejorar la relación con tus hijos (en menos de 5')

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad