Antes de decirte dónde, cómo nos vamos de vacaciones quiero hablarte antes de una cosa que nos pasa a los padres y las madres.

Si algo define los primeros años de nuestros hijos y la crianza son dos palabras:

Rapidez e intensidad.

Todo es muy muy intenso.

Los abrazo, los amores.

Las rabietas, los conflictos.

Así es cómo funciona esto.

Podríamos decir que ser madre o padres es pasar de la frustración al amor en 2 segundos gracias a una persona que mide menos de un metro.

Es intenso y es maravilloso.

Así es.

Al ser tan intenso, también es agotador y las semanas pasan volando.

Volando.

De hecho mi trabajo normalmente es conseguir pararte.

Ver qué haces con tus hijos.

Por qué.

Para qué.

El caso es que se acaban las navidades y a la que te das cuenta ya es semana santa, no sabes dónde ir con tus hijos y las vacaciones de verano están ya a la vuelta de la esquina.

Bien.

Si te ha llevado la vida por delante y aún no tienes claro las vacaciones de verano es el momento de ponerse.

Deja lo que estés haciendo y planifica las vacaciones de verano.

Ya.

Ahora.

A partir de aquí, cuánto más tardes, más caro será.

Ahora que todo ha subido por la gasolina y la inflación, irse de vacaciones parece los juegos del hambre.

Y una cosa antes de decirte dónde vamos y ponerte los dientes largos.

A tus hijos, por debajo de los 7 años, les da igual irse de vacaciones a la playa de Benidorm, a la de Acapulco o la de Tailandia.

Lo que necesitan es arena, agua, espacios abiertos y naturaleza.

Y para eso no hace falta hacer viajes caros ni lejos.

Las playas de Alicante, Murcia, Santander o Málaga les harán felices igual.

Si haces viajes lejos o caros es porque tú (y tu pareja) queréis.

Este es el primer punto a tener en cuenta.

Y está perfecto si es así.

Así que este año decidiendo dónde queríamos ir, pensé en un sueño por cumplir.

Mío, de Ares.

Porque si viajamos lejos es porque yo quiero, porque quiero cumplir sueños propios o con mi familia.

¿Cuál era?

Ver animales salvajes.

En concreto quería ver los BIG FIVE.

Leones, leopardo, rinocerontes, elefantes y el búfalo africano.

A Ana le pareció bien, ella es feliz viajando.

Salir de la rutina, conocer otras culturas y experiencias.

Eso es lo que a ella le encanta.

Pero claro.

Una cosa es querer, otra cosa es poder y otra bien distinta es encontrar algo molón para irse con cuatro niños y no morir en el intento.

Viajar a África a hacer un safari puede convertirse rápidamente en un viaje de explotación de la población a través de grandes empresas para después estar allí y que parezca la gran vía de Madrid.

Queríamos un experiencia no de turistas ni rápida, que vamos con cuatro niño, si no algo que nos permitiera convivir con su gente y disfrutar del entorno.

Buscando y gracias a Lucy de @algoquerecordar llegamos a contactar con Trip To Help.

Hace turismo sostenible y responsable generando impacto positivo en la población local.

Prepárate porque ahora es cuando te pongo los dientes largos.

Ya te puedo confirmar que…

Nos vamos un mes a Tanzania y Zanzibar toda la familia (los 6).

Vamos a irnos de safari,

vivir y dormir con los masais,

vivir allí y hacer vida “normal”,

ir una semana al colegio con la población local,

colaborar en una ONG que tiene escuelas, orfanato y centro médico,

y todo lo que surja porque esto solo es el principio.

Para mi, aparte de cumplir mi sueño, es compartir esta experiencia con mi familia.

Que vean otras realidades,

que disfruten con lo que haya,

que se adapten a otras comidas,

que comparten con otros niños en otros idiomas,

que vean sus animales favoritos en directo y sin pantallas,

Esto es lo que mueve a nuestra familia, que no tiene porqué ser lo mismo para la tuya.

De hecho, después de flipar bajando una cueva con mis cuatro hijos en medio de Viñales (Cuba) le mandé un audio a Lucía mi pediatra:

  • «Lucía, tenemos que hacer un curso sobre cómo viajar con niños».

En unos meses lo hicimos realidad y aquí te lo dejo por si lo necesitas.

Viajar con niños

  • Qué necesitan tus hijos según su edad.
  • Horarios y rutinas de viaje para no morir en el intento.
  • Qué hay que tener en cuenta para viajar seguros con niños.
  • Alojamientos, transportes…

Lo mejor de este curso, que después nos han escrito muchas familias que no se atrevian a viajar con niños, contándonos que estaban seguras y felices después de su viaje.

Aunque fuera a 100km.

Viajar con niños

Hoy si que me despido con ilusión por todo lo que vamos a vivir este verano.

Un abrazo grande,

Ares Pd: puedes contestar al mail para decirme qué te parece este viajazo.

Pd2. Cómo siempre, lo contaré por historias en Instagram.

Pd3: Aquí tienes Islandia, Cuba, Italia en autocaravana o el interior de Galicia

Padre de familia numerosa y experto en crianza, educación y organización familiar. Es autor de Educar sin GPS, una visión global de la crianza para que disfrutes por el camino de la editorial Planeta.

¿Qué te parece? Te leo

Your email address will not be published. Required fields are marked

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

Descubre el consejo de un padre primerizo que te enseña como mejorar la relación con tus hijos (en menos de 5')

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad